Señales de Humo. Se cuenta el milagro pero no el santo.

3 de junio de 2009, Santiago de Chile.

 

Señales de Humo es un ejercicio donde se plantea una situación intermedia entre el espacio público y el espacio privado, con la intención de generar una dinámica que incluya directamente y como parte fundamental del proyecto la participación de personas, individualmente en primera instancia, y socialmente en última.

El programa del proyecto fue el siguiente:
1. Por mail se envió una invitación abierta para entrar en este sitio y escribir de manera anónima un secreto acerca de uno mismo. Bajo la premisa de «Se cuenta el milagro (pero no el santo)» cada personas podía contar algo acerca de lo que quisiera. Asimismo, en ese mail, se pedía difundir el proyecto.

2. Durante dos días se recibieron 65 secretos y se anunció la muestra pública de éstos, señalando como coordenadas la Plaza de la Aviación, en el Parque Balmaceda, a pocos metros de la interesección de Av. Providencia con Eliodoro Yañez. Frente a esa plaza se encuentra el edificio donde vivo actualmente, desde donde se colgó un letrero electrónico con todos los secretos recibidos. La cita se fijó para las nueve de la noche del día Viernes 3 de Julio.

En el lugar se reunieron, finalmente, personas que iban a buscar su propio secreto o a mirar secretos de otros, y personas que a esa hora transitaban por el lugar. Entre ellos se repartieron binoculares para una mejor visualización de la pantalla.

Las señales de humo son emitidas como una búsqueda de comunicación a la distancia. Necesitan a alguien con algo que decir y por sobre todo, alguien dispuesto a identificarla.

Video

Galería